Galerías fotográficas

Checa nuestra tienda Under Armour Shop
¿Un campeonato calcado?
nbsa Esta mañana al mirar los ‘standings’ (clasificaciones) en la web de la NBA tuve la sensación de estar viviendo la Liga del año pasado otra vez…

Sé que no estoy diciendo nada nuevo, que es algo que comenta todo el mundo, que esta temporada tiene mucha, mucha pinta, de acabar repitiendo las últimas Finales. Pero eso ahora que Boston es el mejor equipo del Este y Lakers del Oeste, porque antes del campeonato (y está por ver que la cosa no cambie, que falta mucho) la gente dudaba mucho de la supuesta superioridad de los verdes, al haber perdido a James Posey, haber invertido poco o nada en refuerzos y en vista de que los otros candidatos sí se han movido o han recuperado a piezas muy importantes, como es el caso de los amarillos con Bynum. Sea como sea, unas Finales Lakers-Celtics siempre son apetecibles, aunque no sean ya tan especiales como las pasadas, las primeras tras tantos campeonatos sin ellas. Habrá que ver si en las próximas, si llegan los mismos protagonistas, el equipo de Phil Jackson ha llegado al punto defensivo necesario y si los de Rivers son capaces de soportar otro año entero sin bajas. Si todo sigue en la línea actual, la cita de junio tiene dos candidatos más que probables.

Pero la clasificación no recuerda a la del año pasado sólo por ellos, los líderes de las Conferencias. Si uno echa un vistazo a los equipos situados cómodamente en Playoffs a día de hoy, sólo las ausencias de Toronto y de Dallas, y los regresos de Portland y Miami llaman algo la atención en la tabla. Los canadienses no terminan de encontrarse y el tema empieza a preocupar. El otro día un aficionado me apuntaba la baja de Delfino como clave… Yo ya no sé qué pensar, ni siquiera cuando les veo jugar. En teoría el equipo debería funcionar mucho mejor pero es como si le faltara química (y defensa, claro). Lo de Dallas, por su parte, se veía venir tanto como que el sacrificio de Devin Harris era un error, uno de esos que no se olvidan. Lo de Miami tiene una explicación mucho más clara: Wade ha vuelto, no hay más que hablar. Gente como él, como Rudy o Rose, equipos como Sixers o Hawks son los que ponen, de momento, algo de salsa a esta Liga que huele a calco de la anterior.

Source: NBA