Galerías fotográficas

Checa nuestra tienda Under Armour Shop
Las Diez Cosas que…
eac Estamos a pocos días de conocer al nuevo monarca de la NFL y...
Fuente: Iván Pirrón
enero 23, 2009

 Te aseguro que nos espera un partido más cerrado de lo que muchos pronostican, pero de eso ya platicaremos la próxima semana. Antes, diez razones por las que amamos el Super Bowl:

1.- Es único. A diferencia de los otros deportes “grandes” en Estados Unidos -léase NBA, MLB y NHL- la NFL es la única liga que tiene un solo juego para definir a su campeón y no una serie al mejor de siete partidos. Eso lo hace único, emocionante y dramático.

2.- La historia. El Super Bowl es la mitología de la NFL; ahí están escritas las proezas de los más grandes dioses del futbol americano: Starr, Namath, Bradshaw, Montana, Aikman, Brady, por mencionar sólo algunos. ¿Acaso hay algo más placentero que disfrutar de esos bellos documentales de la historia de los Super Bowls al estilo de NFL Films?

3.- Las dinastías. Los Empacadores de los 60, los Acereros de los 70, los 49ers de los 80, los Vaqueros de los 90 y los Patriotas del nuevo milenio… una manera rápida de resumir la historia del Super Bowl. Odiadas por algunos, amadas por muchos, estas franquicias han dejado una huella imborrable en el “Super Domingo”. La pregunta es: ¿cuál será la próxima dinastía de la NFL?

4.- Los genios. Vince Lombardi, Chuck Knoll, Tom Landry, Joe Gibbs, Bill Parcells, Bill Walsh, Jimmy Johnson, Don Shula, Mike Shanahan y Bill Belichick son los grandes estrategas que han brillado en el Super Bowl. Todos ganaron al menos dos títulos de la NFL, todos fueron innovadores y todos están o estarán algún día en el Salón de la Fama.

5.- Las sorpresas. Pocos, muy pocos pensaron que los Gigantes derrotarían a los perfectos Patriotas en febrero pasado, pero Eli Manning y compañía tenían otros planes para dejarnos con la boca abierta, en una de las sorpresas más grandes de la historia del Super Bowl. Joe Namath y sus Jets lo hicieron en enero de 1969, cuando derrotaron al super favorito Baltimore en el Super Bowl III. Los Patriotas de Brady nos pusieron en “shock” en 2002, cuando vencieron a San Luis. Arizona es la gran víctima ante Pittsburgh. ¿Habrá sorpresa en Tampa?

6.- El show. ¿Qué tienen en común U2, Michael Jackson, Prince, The Rolling Stones, Enrique Iglesias, Stevie Wonder, Gloria Stefan, Diana Ross y Christina Aguilera? Todos han engalanado el espectáculo de medio tiempo del Super Bowl, amén de muchísimos otros artistas de talla internacional que han actuado antes del juego o cantado el himno de Estados Unidos, minutos antes del kickoff.

7.- Trofeo… y anillo. Quizá el momento que inmortaliza al Super Bowl llega cuando los ganadores levantan el hermoso Trofeo Vince Lombardi en señal de estar parados en la cima del mundo, después de la temporada más cruel que pueda ofrecer cualquier deporte. Y un par de meses después, todos los miembros de la franquicia ganadora reciben un increíble anillo de diamantes, lo cual cuesta cerca de 15 mil dólares. Wow.

8.- Héroes inesperados. Larry Brown, Desmond Howard, Dexter Jackson y Deion Branch aparecen en la misma lista de Jugadores Más Valiosos del Super Bowl que encabezan los Bradshaw, los Montana y los Brady. Sí, el Super Bowl también se ha convertido en el escaparate de estos reyes por un día, que brillan en el juego más importante de su vida y luego, desafortunadamente para ellos, desaparecen.

9.- Los récords. En todos los Super Bowls se impone una marca, ¿no es cierto? Estás viendo el partido y, de repente, ¡zaz! aparece el dato en la pantalla: “nuevo récord del Super Bowl”. ¿Cuál se romperá el 1 de febrero en Tampa? Bueno, uno que me parece increíble que siga vigente es que sólo un equipo (Washington) ha ganado el partido después de ir abajo por 10 puntos. Ése es el regreso más grande del Super Bowl.

10.- El sueño hecho realidad. Para los amantes al futbol americano no hay nada que se compare al sabor de un triunfo en el Super Bowl. El orgullo permanece ahí durante 12 meses, hasta que alguien más levanta el Vince Lombardi. Y si es tu equipo otra vez… bueno, ese sentimiento es algo que sólo los seguidores de Nueva Inglaterra, Pittsburgh, Dallas, Denver, San Francisco, Green Bay y Miami han podido experimentar. Y debe ser dulce, muy dulce.

Source: Badesports.net