Galerías fotográficas

Checa nuestra tienda Under Armour Shop
Ya son parte de la historia
effLos Borregos del Tecnológico de Monterrey se convirtieron en el segundo equipo
en la historia de la ONEFA en conseguir cuatro campeonatos de forma consecutiva...  La temporada 2007 de la Conferencia de los 12 Grandes de la Liga Mayor de ONEFA, quedará grabada en los anales de la historia, pues los Borregos Monterrey conquistaron este año el tetracampeonato.

 

La hazaña conseguida por la leyenda viviente del futbol americano estudiantil de nuestro país, Francisco González, igualó la marca que consiguiera en su momento el coach Diego García Miravete, con los Cóndores de la UNAM de 1983 a 1986.

 

 

El título obtenido tras vencer en la final a Borregos CEM 36-14, da como resultado el surgimiento de una nueva dinastía en la Conferencia de los 12 Grandes, comparada con los míticos Cóndores de los años 80, con Poli Guinda de los 60 y con Pumas de los 40.

 

 

Francisco González comanda un equipo con un gran balance, liderado en el ataque por el quarterback Gilberto Escobedo, quien desgraciadamente no ha recibido el reconocimiento que se merece, ya que no ha sido nombrado como el mejor en su posición a pesar de haberse convertido en tricampeón esta temporada.

 

 

La poderosa línea ofensiva de los Borregos es el motor que empuja a las defensivas rivales, para que el espectacular tridente de corredores integrado por Alexis Magallanes, René Molina y José Reyes gane yardas a placer hasta llegar a las diagonales.

 

 

Su defensiva tiene en Arnulfo Molina un guerrero que es temido por todos los equipos, y que comandó un departamento prácticamente invulnerable que terminó como la mejor de la liga.

 

 

Pero el camino de Monterrey no fue sencillo, en la jornada inaugural se metieron al Estadio Joaquín Amaro, donde unas aguerridas Aguilas Blancas los tuvieron con el pie en el cuello, y estuvieron cerca de vencerlos, pero un error le costó el triunfo al conjunto de Santo Tomás en los minutos finales.

 

 

En la sexta semana los lanudos de la Sultana del Norte casi quedan congelados ante una feroz defensiva de Borregos Toluca que se comportó a la altura, pero al final fue doblegada por 10 puntos 37-27 en un juego emocionante de principio a fin.

 

 

Ocho días más tarde Borregos CEM también estuvo cerca de acabar con el invicto de Borregos Monterrey, como ha sucedido en los últimos enfrentamientos entre estos dos equipos el final fue dramático, pero los hombres de González sacaron la casta de campeones y superaron a sus enemigos 28-26.

 

 

Pero lo más destacado en esta temporada fue el regreso a playoffs, después de 10 años de ausencia de las Aguilas Blancas del IPN, quienes junto a Pumas CU y Auténticos Tigres de la UANL, dieron la cara por parte de las escuelas públicas del país.

 

 

Los tres equipos tuvieron una temporada llena de sangre, sudor y lagrimas, con triunfos agónicos que finalmente les ayudaron a formar parte de una postemporada que hacía mucho tiempo no se veía.

 

 

Borregos Monterrey

Mexsport

Los Borregos consiguieron el tetracampeonato

Duelos emocionantes dejaron un grato sabor de boca en los aficionados del futbol americano, como el que sostuvieron Pumas CU y Borregos CEM en la semana cinco, que se resolvió en los segundos finales a favor de los del Lago de Guadalupe 17-10.

 

 

Estos resultados emocionaron a los aficionados que habían abandonado los estadios, después de años de ver escandalosas palizas en contra de sus equipos, parece que eso ha quedado atrás y el futuro se vislumbra brillante para la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano.

 

 

Bajo el mando de Alfredo Trejo Lucero, la ONEFA va por buen camino, las luchas son menos desiguales, y quedó claro esto en la campaña que acaba de concluir.

 

 

Otra prueba de ello fueron los sorprendentes Linces de la UVM, equipo que en apenas su segundo año en la Conferencia de los 12 Grandes alcanzó la postemporada guiados por el genio de Rafael Duk.

 

 

Desafortunadamente no todo fueron sonrisas, también, como cada año, las lágrimas estuvieron presentes en la temporada regular, ya que en esta ocasión las Aguilas de la Universidad Autónoma de Chihuahua se despidieron para dejar su sitio a la leyenda de los Burros Blancos del IPN, que regresará a los 12 Grandes.

 

 

El caso de Borregos Toluca fue una pequeña mancha en la brillante campaña, el veredicto de la Comisión de Honor y Justicia de suspender al coach Adolfo Jamal por toda la temporada y al conjunto de estar en playoffs le costó caro al conjunto mexiquense que vio cómo se le escapó la oportunidad de luchar por el título de ONEFA.

 

 

El galardón para reconocer al Jugador Más Valioso de la temporada, es algo más para festejar, Jonathan Barrera, corredor de Pumas CU, puso el nombre de la máxima casa de estudios en todo lo alto, y demostró que las escuelas públicas están de regreso.

 

 

El próximo año nos esperan grandes emociones seguramente, Monterrey quiere hacer algo que parece imposible, el pentacampeonato, tiene el material humano y el cerebro para conseguirlo, pero habrán 11 equipos que harán hasta lo imposible para impedírselo.
 

En esa, su primera campaña, participó en siete cotejos, pero no registró estadísticas. Durante las temporadas de 1968 y 1969 recopiló 43 acarreos para 159 yardas y atrapó seis pases para 134 yardas y dos anotaciones con los Potros de Baltimore.

 

En su época con los Acereros de Pittsburgh (62 partidos de temporada regular) logró 2,243 yardas y ocho anotaciones en 573 acarreos. Durante la temporada regular en que debutó con Vaqueros de Dallas (1975) registró su más notable desempeño, corrió para 509 yardas y dos touchdowns en 133 jugadas, en tanto que atrapó 27 pases para 351 yardas y otro par de anotaciones, además alcanzó otras 391 yardas en 16 regresos de patadas de salida. Su mejor época fue precisamente vistiendo el uniforme de los Vaqueros de Dallas (1975-1980) equipo con el cual corrió para 1,207 yardas y cinco touchdowns en 325 acarreos, además de que en esos 79 cotejos  de campaña regular atrapó el ovoide en 189 ocasiones para 2,274 yardas y 11 touchdowns. Preston James Pearson (quien nació el 17 de enero de 1945 en Freeport, Illinois) tuvo dos regresos de patadas de salida para 59 yardas formando parte de los Potros de Baltimore que perdieron por 7-16 ante Jets de Nueva York en el Super Bowl III. En el Super Bowl IX tuvo un regreso de patada para 15 yardas en el duelo que sus Acereros le ganaron 16- 6 a Vikingos de Minnesota el 13 de enero de 1975. Luego de un cambio de equipo, al año siguiente, el 19 de enero de 1976 en el Super Bowl X los Vaqueros de Dallas perdieron por 17-21 ante Acereros de Pittsburgh, resultando insuficiente el desempeño de Preston Pearson, quien registró cinco recepciones para 53 yardas y corrió para 14 yardas en cinco jugadas, además de lograr 48 yardas en cuatro regresos de patadas de salida.

Source: Huskie & ESPN